Copa de Oro 1989 - Belgrano 3 Boca Jrs. 1

Boca-Belgrano, Belgrano-Boca, el partido esperado, se decía por aquí. Primero por la historia, que habla de antecedentes taquilleros de los dos; Segundo, por todo lo que se vivió y fundamentalmente se dijo en Córdoba por estos días. "El negocio es que la final la jueguen ellos dos". Se comentaba en voz alta y en voz baja...
La cosa es que, a la hora de la verdad, se encontraron dos equipos con una historia reciente muy distinta y motivaciones iguales. Noventa minutos más tarde se llevaban también diferentes diagnósticos: la preocupación y las dudas para Boca; el partido y la fiesta y todo el toque para Belgrano...
El que dicen es el equipo más popular de Córdoba, está peleando en los primeros puestos del nacional b con un equipo sin grandes figuras y muchos pibes, y se preparó como para darle la gran alegría que le debe a su gente. Boca llegó aquí con los mismos problemas con los que terminó la primera rueda, y esto quedó carito ya desde el partido con Racing (le ganó 3-2): carencia de un conductor, agravada aquí por la ausencia de tapia; carencia de variantes arriba, agravada aquí por la ausencia de comas; notables desequilibrios en el fondo, agravados aquí por la salida de simón...
De los dos, por fervor y también por fútbol, arrancó mejor Belgrano. Se hizo fuerte atrás con Celiz, un defensor de grandes recursos físicos impuso presencia en el medio, sobre todo por la fibra de Alonso, y de allí para adelante Villagra, Monserrat, Ramonda, Herrera y Baldessari se las ingeniaron para darle otra fisonomía a su equipo: dicen que es sólo metedor, pero ellos también lo hicieron rápido, preciso y agresivo. Así, con esas características, llegaron al primer gol, con Herrera como iniciador y Baldessari como definidor.
A partir de allí, y sobre todo en la segunda parte, Belgrano fue una maquinita trituradora que terminó con su rival. El equipo de Pastoriza insinuó una reacción y no hizo más que abrirse y desordenarse, totalmente expuesto al toque y al contraataque mortal de los Cordobeses. Sólo Navarro Montoya pudo evitar la goleada. A esa altura, el arquero de Boca era el único de su equipo en pie... Los goles llegaron solitos, con gran categoría.
La fiesta de Belgrano Se hizo grande y seguramente continuará (empezó ganándole 8-7 por penales a Talleres tras empatar 1-1 el partido, para asegurarse el cuadrangular con este triunfo sobre Boca por 3-1). Con la preocupación de Boca pasa exactamente lo mismo. Y en todos quedó la sensación de que los roles Se invirtieron: Boca parecía un equipo del Nacional "B": Belgrano se asemejó a un grande que lucha por la Libertadores. La gente paseó su alegría y un dirigente de Racing que no volvió con la delegación se nos acercó para decirnos: “Dios no quiere cosas sucias… después se perdió en la multitud.

FUENTE: Revista El Grafico / Daniel Arcuccin (24/01/1989)
Share on Google Plus

Sobre BELGRANO MUSEO WEB

Museo virtual dedicado al Club Atletico Belgrano. Sitio No oficial y sin fines de lucro, cuyo unico objetivo es reunir todo tipo material, para compartir y dar a conocer toda la historia de Belgrano en un solo lugar..

0 comentarios:

Publicar un comentario